Embalaje de productos alimenticios en el ecommerce

embalaje de productos alimenticios

El embalaje de productos alimenticios está en constante aumento, siendo el motivo de ello que cada vez más tiendas de alimentación dan el salto a vender online.  Esto, en parte, es posible al transporte refrigerado y al embalaje que contienen los productos, ya que conservan las propiedades de los alimentos intactas y hacen posible su transporte seguro.

No debe ser un dato novedoso si decimos que el consumo de Internet es cada vez mayor y, este, a su vez, hace que aumente la venta y compra online. Pero a día de hoy, ya no solo se utiliza para comprar productos electrónicos, textiles o de higiene, sino que la adquisición de productos frescos está cada vez más en auge, de hecho, entre 2016 y 2017, más de 3 millones y medio de hogares obtuvieron este tipo de artículos de manera online.

A día de hoy, la cuota de mercado de los ecommerces de perecederos a nivel mundial es de solo un 1% dentro del global, pero, se estima que, en el año 2020, esta cifra crezca hasta un 6%.

¿Cómo debe ser el embalaje para productos alimenticios?

El producto en sí es el que va a determinar el tipo de embalaje, ya que depende del tipo de producto, el tiempo de traslado y la temperatura ambiental. En el caso que sea imprescindible juntar productos alimenticios distintos, lo ideal es utilizar separadores o material de relleno para que los productos no se mezclen y la apariencia sea óptima.

¿Qué tipo de embalaje de productos alimenticios existe?

El uso del embalaje correcto es crucial para la seguridad de los alimentos y que los consumidores puedan disfrutar de estos sin ningún problema.

  1. Cajas. Estas hacen referencia a estuches, cestas, cajas y bandejas. Es decir, un tipo de soporte que cubren las diferentes necesidades de transporte y conservación de distintos productos frescos.
  2. Cajas isotérmicas. Son el tipo de cajas que están diseñadas para el mantenimiento de los productos a la temperatura ideal del mismo durante varias horas. No presentan ningún problema a la hora de estar en contacto con los alimentos.
  3. El etiquetado. Esta parte es indispensable para los ecommerces de productos frescos. El etiquetado para productos perecederos alerta a consumidores y operarios del envío de las características especiales de los productos que se transporta y la forma de conservarlo.

En definitiva, los productos perecederos necesitan un embalaje que reúna características como: una buena contención, protección, identificación, impermeables y transpirables. Igualmente, no dudes en ponerte en contacto con nosotros para definir el correcto embalaje de productos alimenticios.