Diferencias entre envase y embalaje

envase y embalaje ok

Dentro del mundo del Supply Chain saber diferenciar entre el envase y el embalaje es fundamental, sobre todo en lo que respecta a la manipulación y al transporte de mercancías en el ámbito de la logística. ¿Conoces todas las diferencias clave?

Antes que nada, hay que tener en cuenta que tanto el envase como el embalaje comparten una función fundamental, que no es otra que la de proteger la mercancía. Una función de enorme relevancia para mantener en buen estado los productos desde el momento en que salen del almacén hasta que llegan a manos del consumidor. 

Sin embargo, es durante este proceso en el que debemos saber diferenciar las características que debe contener el envase y las que debe presentar el embalaje. Estas no siempre deben coincidir, además, es preciso considerar ambas cuestiones por separado a la hora de calcular el presupuesto y los recursos necesarios.

Embalaje y envase en logística: Diferencias clave 

El embalaje está pensado para proteger el producto durante el trayecto por el que se trasladan éste de un sitio a otro de una forma segura y eficiente, evitando, de este modo, que lo que haya en su interior sufra el menor signo de alteración. 

En cambio, el envase es el material responsable de contener un objeto, siendo éste la primera capa que separa el producto del exterior. Este material puede ser muy diverso y adoptar formas muy distintas, por ejemplo, una botella, una caja, un tubo, etc.

Por tanto, mientras que el embalaje se emplea para almacenar, transportar y proteger el producto, el envase es el que entra en contacto directo con el producto, pudiendo estar vinculado o no con el packaging.

¿Y qué es el empaque?

Cuando hablamos de envase no debemos confundirlo con el empaque, que es un envase o envoltorio secundario y es lo que se conoce propiamente como el packaging (el elemento encargado de contener el envase primario). 

Así, el embalaje se encuentra en una tercera categoría respecto al envase y el empaque con la finalidad de contener a los dos, unificando todo para transportar varias unidades de mercancías en uno mismo producto de forma eficaz.

Otras diferencias entre el embalaje y el envase

Otras distinciones a tener en cuenta son las relativas a los materiales. Para el embalaje existen una gran cantidad de productos y consumibles que se pueden emplear, como plástico de burbujas, cartón corrugado, amortiguación de espuma, etc.

El embalaje industrial para el transporte

Además, el envasado suele realizarse en su proceso productivo, es decir, justo tras su fabricación. En cambio, el empaquetado puede realizarse en un centro de distribución o plataforma logística, para preparar la mercancía especialmente para su expedición. 

De esta forma, gracias a un buen embalaje protegemos los productos y sus envases frente a condiciones adversas en su transporte y facilitamos su manipulación, de manera que la mercancía pueda cargarse y descargarse fácilmente en repetidas ocasiones.