Escoger el film de embalaje correcto te ayudará a reducir residuos y costes

film de embalaje

A la hora de escoger el film de embalaje para nuestro packaging, muchas veces no consideramos la calidad del mismo o si se adapta a nuestras necesidades. 

Cualquier empresa de logística y embalaje trata de optimizar al máximo sus procesos y elegir los mejores materiales para ahorrar costes, además de los residuos que resultan del proceso de embalaje y que pueden resultar perjudiciales para el medio ambiente.

En concreto, el film de embalaje puede llegar a resultar problemático por estar casi siempre compuesto por plástico, uno de los materiales más contaminantes y que, a pesar de su importancia en los envases y embalajes, se está tratando de eliminar o al menos sustituirlo por alternativas ecológicas. 

Film de embalaje: consejos para escoger el más adecuado 

Lo primero que debemos determinar antes de escoger un film de embalaje es si sus características son adecuadas para garantizar la integridad y el transporte seguro del producto. Dependiendo de esto, el material podrá ser más grueso o de distintos materiales a elegir. 

Estos son algunos elementos a tener en cuenta si queremos escoger un film de embalaje con el fin de ahorrar costes y reducir los residuos todo lo posible:

  • Emplea materiales de calidad: aunque parezca contradictorio, es mejor invertir en materiales de film de embalaje que sea de buena calidad. De esta manera, nos aseguramos de que los productos llegarán protegidos adecuadamente durante su transporte, evitando quejas de clientes y devoluciones. Se trataría de hacerse con los films que ofrezcan la mejor relación entre calidad y precio.
  • Determina las características de los productos a embalar: principalmente la rigidez que ofrece durante el proceso de embalaje, peso y dimensiones, pero ten en cuenta también el proceso de almacenaje y transporte, para prevenir si los productos pueden dañarse de alguna manera. 
  • Usa alternativas sostenibles: como ya hemos mencionado antes, el plástico va desapareciendo de nuestras vidas poco a poco, para ser sustituido por otros materiales biodegradables. Siempre puedes encontrar un film de embalaje hecho de film de polietileno, poliestireno o plástico compostable, todos ellos compuestos de elementos biodegradables.
  • Compra al por mayor: de esta manera puedes ahorrar costes y evitar que sobre demasiado film de embalaje. Muchos proveedores también cuentan con ofertas por volumen de productos. 
  • Mantenimiento de maquinaria: contratar a expertos para realizar controles preventivos de las máquinas empleadas en el proceso de embalaje nos ahorrará averías imprevistas que supondrían costes mayores y una pérdida grande de productividad. 

Estos son algunos de los consejos que puedes seguir para escoger el film de embalaje necesario en cada caso. Y tú, ¿qué tienes en cuenta a l hora de decantarte por una u otro?