flejar un producto correctamente

A la hora de garantizar un embalaje seguro y duradero nada como flejar un producto en las mejores condiciones para reforzar toda su protección externa. El flejado puede llevarse a cabo de diferentes maneras, por ello queremos indicarte en este post unos consejos para agilizar al máximo este proceso y realizarlo de la forma más eficaz.

En muchas industrias deciden flejar un producto, caja o pallet por ser este el recurso más conveniente para proteger y agrupar la mercancía para su posterior manipulación y transporte. Aunque puede tener distintas aplicaciones en función de nuestras necesidades, la finalidad es siempre tratar de que la mercancía llegue al usuario final en el mejor estado.

El fleje puede ser auto o manual, así como de distintos tipos de diámetro, en función del tipo de pallets o de nuestros bultos, pero, sobre todo, depende del tipo de maquinaria flejadora al que irán destinados. Este tipo de “cintas” para fijar el embalaje puede estar, además, hechas de distintos materiales, pero las más seguras son las de polipropileno o poliéster

Así pues, ¿qué tener en cuenta en el proceso de flejado?

Cómo flejar un producto para un buen embalaje

Para decidir cómo llevar a cabo el flejado deberemos tener en cuenta la técnica de embalaje a emplear, es decir, si el producto irá envuelto en plástico film, en cajas, en qué posición irán colocados, etc., así como las características de la mercancía.

Las cajas de cartón son el embalaje que mejor se adaptan al flejado para una amplia gama de productos. 

A grandes rasgos, distinguimos principalmente tres procesos de flejado y, por tanto, tres tipos de maquinaria flejadoras: manual, semiautomático y automático.

  • Flejar un producto manualmente

En este caso tendrás que rodear el producto con el fleje hasta hacer que sus extremos se unan. Después, colocamos la punta del fleje en una flejadora manual para que se tensione adecuadamente. 

Seguidamente, tendrás que fijar el fleje con un cierre para que las dos puntas del mismo se enganchen.

Asimismo es preciso contar con una serie de herramientas, por ejemplo, con un carro para el fleje. Con el carro logramos que el rollo del fleje fluya fácilmente y evita que la tarea de flejar se haga más compleja.

  • Flejar un producto de manera semiautomática

El flejado con una máquina semiautomática requiere de una menor implicación física del operario, pero no por ello deja de ser necesaria su intervención. 

El proceso se realiza de manera conjunta entre máquina y operario, ya que este deberá colocar el producto o paquete en la debida posición. Por su parte, el sistema de flejado será el que se encargue de las funciones de tensionado y unión del fleje.

  • Flejar un producto automáticamente

Por último, el proceso automático es aquel en el que la maquinaria se encarga de integrar todas las funciones de flejado para reducir al máximo el trabajo del operario. En este caso, el trabajador únicamente tendrá que comprobar que la máquina está funcionando correctamente en todo momento. 

Infórmanos en IEM de cómo es tu mercancía y cuáles son tus necesidades de embalaje y te asesoramos en las mejores aplicaciones para flejar los productos.


Notice: compact(): Undefined variable: limits in /var/www/vhosts/iem.es/httpdocs/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 853

Notice: compact(): Undefined variable: groupby in /var/www/vhosts/iem.es/httpdocs/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 853